Gusanosdeluz | Cristina Cerdá
788
single,single-post,postid-788,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Cristina Cerdá

gl-normal-vintage

Cristina Cerdá

Cristina Cerdá comparte su jardín con gusanitos de luz y se deleita con las lucecitas mágicas de noche. Le gustaría saber cómo hacer para que estén a gusto y no les haga daño el riego, o algún descuido. Como no hace ningún tipo de tratamiento químico, no parece haber una gran riesgo para su pequeña población. En esto, como en todo, hay que guiarse por la prudencia: en algún momento puede ser preciso controlar una explosión poblacional de alguna especie habitante del jardín o de la huerta: si éste fuera el caso, conviene extremar las precauciones y hacerlo del modo más dirigido posible, de modo que no se vean afectadas otras especies que no suponen ninguna competencia, incluso son nuestras aliadas, como las luciérnagas.

El otro consejo fundamental es cuidar de la iluminación, sobre todo durante las semanas del cortejo, cuando las hembras están llamando la atención a toda costa. Y, además, porque no deja de ser un poco tonto tener demasiada iluminación para nada.